Haciendo gemir mucho a una compañera de trabajo

Esta mañana en la media hora del almuerzo nos hemos quedado a solas con esta compañera de trabajo y al final nos hemos enrollando con ella así que cuando hemos plegado de trabajar le hemos dicho que se venga a nuestro piso donde vamos a comer juntos antes de hacerla gemir mucho follando con ella hasta que la hagamos correrse de gusto y nosotros lo hagamos en su barriga.